Mi primer Posgrado

¿Cómo surgió la posibilidad de realizar un posgrado?

Terminé la carrera luego de 6 años de esfuerzo, con el objetivo de, luego de alcanzar la meta, tomarme el famoso año sabático para desconectarme del estudio. Pero eso de planificar no es tan fácil y, gracias a AArEII, mis planes cambiaron: tuve la posibilidad de ser beneficiario de una beca completa para comenzar un postgrado en ITBA.

En el año 2015, cuando ya estaba terminando mi carrera, tuve la idea de, con unos amigos de la universidad, escribir para el SEMEII. Quería compartir con ellos algo más, antes de recibirme: vivir la experiencia de un evento académico con menor población, donde se puede aprender más de estudiantes de otras partes del país. Para resumir la historia, no fui el mejor posicionado en el seminario. Pero por requisitos del mismo, fueron bajando posiciones y llegaron a la mía.

¿Qué sentiste cuándo te enteraste que ibas a ser becado?

Cuando me llamaron para informarme de la posibilidad de cursar un posgrado, me inundaron miedos y dudas, porque la idea del posgrado no está en la mente de uno cuando comienza su carrera universitaria (o por lo menos, no estuvo en la mía). Las dudas incluían factores que dependían de mí y otros que no: si estaba capacitado, si iban a darme permiso en el trabajo, si iba a poder con los tiempos, si iban a aceptar mi currículum. No me centré en la que ahora considero debería haber sido mi principal duda: la rama de estudio de la especialización.

¿Por qué creés que es tan importante la rama de estudio?

Como todo estudiante de ingeniería industrial sabe, el concepto -acertado o equivocado-que se tiene de nuestro perfil es “un mar de conocimientos de un metro de profundidad”. Por ello considero importante que al elegir especializarnos, y pulir el profesional que deseamos ser, elijamos correctamente qué parte del mar queremos cavar y profundizar.

El posgrado que me encuentro realizando hace un año es Gestión de Logística Integrada. Teniendo en cuenta varios aspectos, esta temática tiene gran impacto en todos los procesos de las industrias, siendo la rama más joven dentro del ambiente, en la que tal vez más hay para desarrollar y aprender de la experiencia de otros. Hoy puedo decir que mi suerte fue doble, porque además de ser becado, la temática me interesa.

¿Cuál creés que es la principal diferencia entre cursar una carrera de grado y cursar un posgrado?

El primer día fui con mi cuaderno y mis lapiceras, como si cursara más materias de la carrera. La inercia me llevó a pensar que iba a escuchar a un profesor exponer sus conocimientos, como suele ocurrir en las cursadas de las carreras de grado. Para mí grato asombro, esa clase “introductoria” consistió en que, en conjunto con el resto de los compañeros, creemos y expongamos lo que entendíamos de la ciencia que íbamos a estudiar. Luego de varias clases, puedo decir que entiendo un posgrado como un conjunto de debates de todos los aspectos que forman parte del mismo, ya que no son clases magistrales de física, termodinámica o de las materias que vamos cursando a lo largo de nuestro plan de estudio. Para mí, un posgrado se trata de especialistas en cada una de las hojas que forman parte del árbol, los cuales exponen, a veces subjetivamente, su experiencia y las metodologías para solución de problemas típicos que suelen surgir.

También, creo que durante la cursada de una carrera de grado, por su ritmo y vorágine, no nos damos el espacio para procesar al completo los conocimientos que el futuro colega que tenemos adelante puede brindarnos. Nos enredamos en esa idea de que cada materia es un escalón más que subimos para llegar al título, y nos perdemos de enriquecernos de lo que otros pueden contarnos sobre su trabajo. Principalmente por la cantidad de alumnos que no permite establecer un espacio de intercambio con el docente; luego, por la falta de experiencia que tenemos a nivel laboral –en mi experiencia, pude terminar de cerrar conocimientos cuando los aplique o utilicé para entender cuestiones de mi trabajo-.

¿Qué considerás que es lo más importante de un posgrado?

A mi consideración, lo más enriquecedor de un posgrado, radica en los compañeros de cursada, y los profesores (como colegas); con los cuales se puede intercambiar experiencias, logros, objetivos y otras herramientas que en el universo laboral pueden brindarnos una ventaja competitiva respecto de otros profesionales. Así, se puede establecer un concepto en el que los logísticos insisten mucho: una “red”. Pero no de cualquier tipo, una red laboral de contactos, que en el futuro pueden ser de mucha ayuda para encontrar soluciones que sean aplicables a nuestras tareas.

¿Qué te motiva a lograr el título de posgrado?

El abanico de sueños con los que comenzamos nuestra carrera universitaria es muy amplio. Incluye ejemplos como: trabajar de lo que a uno le gusta; ser un orgullo para la familia; tener un sello para firmar al estilo Homero Simpson; entre tantos otros. Creo que lo que me mantuvo más motivado fue terminar la carrera para obtener el preciado título. Hoy puedo decir que todos esos sueños se quedaron cortos.

En una de las tantas conferencias de Eventos de AArEII a las que asistí, presencié la charla de un Ingeniero que estaba desarrollando un doctorado. En la misma, explicó el concepto de “posgrados” con una analogía muy didáctica: “generar un chichón en el conocimiento”.

La circunferencia de la derecha representa el conocimiento existente hasta el momento: desde lo más básico en el centro, hasta lo más específico a medida que nos alejamos de este. Por fuera del círculo está el conocimiento no investigado o no desarrollado. Lo que busca alguien que realiza un posgrado es generar, con sus estudios e investigaciones, un chichón que permita extender la frontera del conocimiento. Esta forma de entenderlo, me motiva a que en el futuro sea yo el que cree ese chichón.

¿Qué le dirías a un futuro profesional?

A modo de compartir mi experiencia, me gustaría decirles que nunca dejen de aprender ni de formarse como profesionales. El mundo se encuentra en constante cambio y la obsolescencia es algo que llega cada vez más rápido a objetos y a personas. Por eso, quedarse conforme con un título no es opción, y menos con la facilidad de accesos que hay hoy en día al conocimiento, ya sea en charlas TED, libros digitales, o la manera de aprender que mejor se adapte a cada uno. El posgrado abre puertas, pero también nos invita a poder conocer colegas y soluciones para nuestro trabajo.

Me gustaría compartirles una frase que siempre me motiva a seguir aprendiendo de todo lo que el mundo me brinda:

“Vive como si fueras a morir mañana. Aprende como si fueras a vivir siempre.” Mahatma Gandhi

Sobre mi:

Huaiquil Lombardo

Ingeniero Industrial de la Universidad Nacional de La Matanza. Actualmente se desempeña como Coordinador de Recaudación y Control en Aeroplanta Ezeiza de YPF S.A.